Una iniciativa de ley que busca prohibir una controversial terapia psicológica que supuestamente busca convertir a los homosexuales en heterosexuales superó el martes un paso más en la legislatura de California.

Los simpatizantes dicen que la legislación para prohibir la terapia — que el martes superó la última comisión del proceso legislativo, en el Senado estatal, por una votación de 3-1 — es necesaria porque ese tipo de tratamientos son ineficaces y lesivos.

"Esta terapia puede ser peligrosa", alertó el autor del proyecto de ley, el senador Ted Lieu. El legislador consideró también que esas terapias pueden "causar depresión y culpabilidad extremas" que en ocasiones podrían conducir al suicidio.

Algunos grupos religiosos conservadores rechazan enfáticamente las críticas a la terapia de reorientación sexual y denunciaron la iniciativa como una interferencia en el derecho paternal a buscar una atención psicológica apropiada para sus hijos.

"En tanto esto es un ataque directo a la libertad de todos, también es un ataque no tan sutil a la libertad religiosa", argumentó en un comunicado la Asociación Nacional de Investigación y Terapia de la Homosexualidad.

El debate se presenta mientras el asunto de los derechos de los homosexuales recibe atención amplia en Estados Unidos.

El fin de semana, el vicepresidente Joe Biden afirmó que se sentía "totalmente cómodo" con el hecho de que las parejas del mismo sexo tengan los mismos derechos que las parejas heterosexuales.

En Carolina del Norte, los electores estaban por pronunciarse el martes sobre si se convierten en el 29 estado que aprueba una enmienda constitucional para definir al matrimonio como la unión entre sólo un hombre y una mujer.

En Colorado, una propuesta para ampliar los derechos de la unión civil entre las parejas de homosexuales está en riesgo de que venza su plazo en la legislatura estatal.

La iniciativa en California busca prohibir la llamada terapia reparadora para los menores y forzaría a los adultos que decidieron someterse al tratamiento a firmar un documento de autorización donde aceptarían que la terapia es ineficaz y posiblemente peligrosa.

La propuesta, llamada AB1172 y auspiciada por la organización Equality California, podría ser analizada la tarde del martes en el último comité del proceso legislativo. De ser aprobada, pasará al pleno del Senado.