El jefe de custodios del reclusorio de Torreón, en el norte de México, el capitán del Ejército retirado Juan Manuel López Matías, fue asesinado a tiros cuando se desplazaba en su auto, informó hoy un portavoz de la policía municipal.

Alrededor de las 17.00 hora local (22.00 GMT) individuos armados atacaron a López Matías, de 45 años de edad, cuando éste circulaba en un auto compacto por la carretera Torreón-Matamoros, al oriente de la ciudad, dijo la fuente a Efe.

Los peritos de la Fiscalía del estado de Coahuila que acudieron a investigar el crimen levantaron cerca de 30 casquillos percutidos de rifles de asalto AR15 y de pistolas de calibres .45 y nueve milímetros.

Reportes de medios locales indican que las autoridades descartan que hubiera un enfrentamiento, y que se trató de un ataque directo contra el funcionario.

Una media hora antes del ataque, agentes policiales hallaron en la misma ciudad seis bolsas negras de plástico en las que había varios cuerpos descuartizados, así como un mensaje que las autoridades no han dado a conocer. Hasta el momento no se han divulgado más detalles al respecto.

Torreón es disputada por los cárteles de Sinaloa y del Golfo, lo que ha provocado que esa ciudad esté entre las más violentas del país. EFE