Rafael Nadal, número dos del tenis mundial, señaló que se considera "un privilegiado en condiciones de aportar un granito de arena por un mundo mejor" en la presentación del partido benéfico que le enfrentará al serbio Novak Djokovic, número uno, en el estadio Bernabéu el próximo 14 de julio, en el que se intentará batir el récord de asistencia de público, actualmente fijado en 31.681 espectadores.

Junto al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, Nadal presentó el partido contra su máximo rival en el circuito, que por sentirse indispuesto no acudió al acto. Una cita en la que el objetivo que se han marcado las Fundaciones del tenista y del club madrileño es batir el récord de 31.681 espectadores que registro el estadio de Bruselas en el choque que protagonizaron el 8 de julio de 2010 la belga Kim Clijsters y la estadounidense Serena Williams.

"Será un día bonito e inolvidable. Es un honor que se juegue este partido en un estadio tan singular y especial, uno de los escenarios más bonitos del mundo", dijo Nadal.

Nadal se refirió al aspecto más humano, el que le impulsa a desarrollar el proyecto de la Fundación que lleva su nombre junto a la del Real Madrid.

"Estoy en una situación privilegiada, por lo tanto en disposición de ayudar. El mundo necesita ser mejor y quiero aportar mi granito de arena. El 14 de julio será un día inolvidable, y a pesar de que el partido llega entre Wimbledon y los Juegos Olímpicos, contaremos con Djokovic, que desde el principio dijo que vendría, todo un gesto y un detallazo por su parte", explicó.

Nadal habló con la esperanza de disputar con Djokovic "un partido inolvidable", y sobre todo de que "venga mucha gente a apoyar" el proyecto.

Florentino Pérez se refirió a Nadal, como "uno de los nuestros" y se mostró "orgulloso" de haberle hecho socio de honor del club.

"Estamos viviendo días de orgullo y emoción, pero tenemos desafíos más allá de los deportivos, y debemos aprovechar nuestra imagen y nuestro nombre para combatir la miseria y el hambre. Queremos ganar también en el terreno de la solidaridad, y agradecemos el gesto de dos de los mejores tenistas de la historia", señaló Pérez.

"Nole" Djokovic y Rafa Nadal, aseguró Florentino, "convertirán al Bernabéu en la cancha más grande de la historia, en un partido que quedará para la memoria colectiva".

Florentino Pèrez y Nadal coincidieron al felicitar a los técnicos del equipo y jugadores campeones de liga. En presencia de José Mourinho, Aitor Karanka, Xabi Alonso y Esteban Granero. "Una liga especial, dijeron por el alto nivel competitivo de los rivales, en especial, del F.C Barcelona".

A la felicitación se unió la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, quien también se declaró madridista, y recordó que la ciudad "trabajará para ser ciudad olímpica".

Nadal y Djokovic jugarán el 14 de julio en el Bernabéu el partido denominado Alma Nadal, a beneficio de las Fundación Real Madrid y Rafa Nadal. El objetivo es llevar al menos 40.000 personas al recinto blanco.