Una delegación brasileña espera demostrarle a la FIFA que los preparativos para la Copa Mundial del 2014 marchan bien y que se puede dar por superado un conflicto que hubo entre el gobierno y el secretario general del organismo rector del fútbol Jerome Valcke.

La conferencia del martes en torno a los preparativos para el mundial será el primer encuentro entre el ministro de deportes brasileño Aldo Rebelo y Valcke, cuyas fuertes críticas al estado de cosas en Brasil con miras al mundial generaron una crisis entre ese país y la FIFA.

"Estamos en el proceso de restablecer la cooperación, que consideramos tan importante" para garantizar el éxito de la Copa Mundial de Brasil, expresó Rebelo.

Agregó que en la reunión espera despejar algunas de las dudas que hay en la FIFA en torno a los preparativos para el torneo.