La Marina liberó a 18 migrantes secuestrados por miembros del cartel de Los Zetas en una ciudad fronteriza del norte de México.

Dos presuntos miembros de Los Zetas, un grupo que ya ha sido señalado en el pasado de secuestrar migrantes, fueron detenidos, informó la Secretaría de Marina en un comunicado

Los migrantes, cuyas nacionalidades no fueron precisadas, permanecían confinados en un inmueble de Piedras Negras, un poblado en el estado fronterizo norteño de Coahuila.

La Marina refirió que los dos detenidos tenían en su poder dos armas automáticas y una corta, cargadores y cartuchos, además de 151 dosis de lo que parece cocaína, 45.000 dólares y 14.000 pesos mexicanos.

La localización y liberación de los migrantes se dio luego de que los presuntos miembros del cartel declararon a las autoridades que tenían en su poder a 18 extranjeros.

Piedras Negras es una localidad fronteriza con Eagle Pass, Texas.

En los últimos años, autoridades han liberado a numerosos migrantes que habían caído en manos de carteles, los cuales extorsionan a las familias de los migrantes a las que les exigen dinero para dejar en libertad a sus víctimas, a muchas de las cuales someten a torturas, como amputaciones, para presionar a que entreguen las sumas requeridas.

En agosto de 2010, presuntos miembros del cartel de Los Zetas secuestraron y asesinaron a 72 migrantes en el estado norteño de Tamaulipas, también fronterizo con Texas.

Miles de migrantes, en particular de América Central, utilizan cada año el territorio mexicano para intentar llegar a Estados Unidos.