En una sorprendente reversión, el primer ministro Benjamin Netanyahu suspendió el martes su convocatoria a elecciones adelantadas después de llegar a un acuerdo para ampliar su coalición e incluir al principal partido de oposición que pondría un rostro más moderado a su gobierno de línea dura.

La oficina del presidente Shimon Peres confirmó las versiones periodísticas que circularon en la madrugada del martes de que Netanyahu había logrado un acuerdo para incluir al centrista Partido Kadima, el más numeroso en el Parlamento, a su gobierno de coalición.

La decisión podría tener implicancias sobre un posible ataque israelí a las instalaciones nucleares de Irán y ayudar a Netanyahu eludir una serie de problemas con los partidos nacionalistas y religiosos de su actual coalición de gobierno.

La oficina de Netanyahu no informó directamente sobre la nueva coalición.