Una repentina inundación mató a 21 personas, varias de ellas en el festejo de una boda, al arrasar con una villa del norte de Afganistán, informaron el lunes funcionarios.

Los habitantes de la villa Dhy Marda, en la provincia de Sari Pul, se reunieron para la ceremonia el domingo por la noche cuando las fuertes lluvias causaron que un torrente de agua bajara por las montañas, dijo Sayed Jahangir Kramat, subjefe de la policía de la provincia.

Indicó que entre los 21 muertos se encuentran hombres, mujeres y niños y que cuatro personas se encuentran desaparecidas, rechazando los reportes de que hasta 80 personas no podían ser localizadas.

"Me encuentro en el lugar y he estado hablando con la gente, y esos reportes no son ciertos", dijo.

Agregó que 45 hogares fueron destruidos y otros 150 presentan daños.

El presidente afgano Hamid Karzai manifestó su apoyo a las víctimas y sus familiares y exhortó a los funcionarios a hacer todo lo que esté en sus manos por ayudar a los afectados.

La oficina del presidente informó que inundaciones registradas durante la noche en otros dos distritos de la provincia mataron a tres personas.