Francia despertó a una nueva era luego de elegir al socialista Francois Hollande como presidente, un político de izquierda que ha prometido oponerse a la tendencia de austeridad europea y al calendario de la OTAN respecto a Afganistán.

Hollande tiene mucho trabajo por delante para cumplir con las esperanzas que su victoria ha provocado en la izquierda de Francia, feliz de tener uno de los suyos en el poder por primera vez desde el socialista Francois Mitterrand, presidente de 1981 a 1995.

Luego de aparecer durante la madrugada ante una multitud en la Plaza de la Bastilla, donde se comprometió a "terminar con la austeridad", Hollande estaba de vuelta al trabajo, presentándose en su casa de campaña alrededor de las 10:30 de la mañana.

Hollande se convertirá oficialmente en presidente el 15 de mayo, fecha de la ceremonia de entrega del mando, que los dos equipos de campaña acordaron el lunes.

Antes de eso, el presidente electo acompañará a Sarkozy el martes en una ceremonia para conmemorar el aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

El presidente Barack Obama ya invitó a Hollande a la Casa Blanca previo a la cumbre de este mes del Grupo de los Ocho, las ocho principales economías del mundo, en Camp David, Maryland. Después de eso, Hollande asistirá a una cumbre de la OTAN en Chicago, donde anunciará el retiro de las tropas francesas de Afganistán para finales de año.

Otro de los líderes que también felicitaron al socialista fue la canciller alemana Angela Merkel. "Dijimos que trabajaremos juntos bien e intensivamente", dijo la gobernante, quien invitó a Hollande a visitar Alemania después de su toma de protesta.

Aunque los mercados estaban preocupados de que Hollande ganara la presidencia, la agencia calificadora Standard and Poor's indicó que su elección "no tiene un impacto inmediato" en la calidad crediticia de Francia.

Sarkozy fue la víctima más reciente de una ola de votantes indignados por los recortes de gastos en Europa que ha sacado del poder a gobiernos y líderes en los pasados dos años.

Los resultados finales de la elección presidencial muestran que Hollande ganó con 51,62% de los votos, comparado con 48,38% de Sarkozy.

___

Frank Jordans en Berlín y Sylvie Corbet en París colaboraron con este despacho.