Veinte ex empleados de una empresa de alimentos que se quejaron de sus condiciones de trabajo, en su mayoría inmigrantes mexicanos, llegaron a un acuerdo por 577.000 dólares con una fábrica de Brooklyn tras una lucha de cinco años en la que más de 120 supermercados dejaron de vender los productos de la compañía.

Flaum Appetizing Corp. — especializada en alimentos kosher para la comunidad judía — y los ex trabajadores llegaron a un acuerdo el domingo, informó el abogado de éstos, Stuart Lichten. Una vez que se alcanzó el trato, ambas partes enviaron una carta a un juez federal en la que le pidieron sobreseer la demanda interpuesta por los ex trabajadores en 2007.

El abogado de Flaum no devolvió de inmediato una llamada telefónica para solicitarle sus comentarios al respecto. Los productos que elabora la compañía incluyen paté de garbanzo, encurtidos kosher y arenque.

"Los trabajadores lucharon durante muchos años para obtener lo que pensaban que se les debía, justicia e imparcialidad. Ahora están muy satisfechos", afirmó Lichten.

Daniel Gross, director ejecutivo de Brandworkers, una organización sin fines de lucro con sede en Queens que abogó por ellos, dijo que los ex empleados no regresarán a la compañía.

"Decidieron que están contentos de dejar esto atrás y seguir adelante", afirmó. "Los trabajadores pudieron convencer a más de 120 locales de comestibles para que dejaran de vender el paté de garbanzos hasta que fueran protegidos los derechos de los trabajadores".

Entre esas tiendas están Food Emporium, Zabar's y Morton Williams.

Gross dijo que probablemente cada uno de los ex empleados recibirán finiquitos de entre 7.000 y 50.000 dólares cada uno, según el tiempo que laboraron para la compañía y qué tanto dinero perdieron como resultado del tiempo extra no pagado y otras normas laborales incumplidas.

Dijo que un ex trabajador llevaba 13 años en la empresa.