El cadáver hallado en un establo del hipódromo Churchill Downs horas después del Derby de Kentucky pertenecía a un empleado guatemalteco, informaron las autoridades, que planean realizar una autopsia.

Se trata de Adan Fabián Pérez, de 48 años, según la forense Jo-Ann Farmer. Su cuerpo fue hallado en la madrugada del domingo a unos 150 metros (500 pies) de la caballeriza donde había dormido el ganador del clásico, I'll Have Another.

"Hay sospechas de que hubo algo turbio", declaró Farmer el domingo por la noche.

La policía indicó que trata el caso como un homicidio, pero que el episodio no parece estar relacionado con la carrera.

"A esta altura no tenemos nada que revele conexión alguna con Churchill Downs o con el Derby", manifestó la portavoz de la policía Alicia Smiley. "Estamos investigando lo que pasó en los establos y en las caballerizas".

Smiley dijo que Pérez "sufrió lesiones que nos hacen pensar que tuvo algún tipo de altercado".

Farmer señaló que Pérez vivía en el alojamiento para empleados del hipódromo.

El personal de seguridad del Churchill Downs llamó a la policía a las 04.50 de la madrugada del domingo, tras hallarse el cadáver en el establo usado por el entrenador Angel Montaño Sr., de acuerdo con Smiley.

Montaño, quien no inscribió caballos en las carreras del sábado, no respondió llamadas ni mensajes de twitter.

El Churchill Downs aloja hasta 200 personas en dormitorios a un costado del hipódromo o en pequeños departamentos pegados a algunos establos.

Una semana después del Derby del año pasado, el jockey Michael Baze fue hallado muerto en un vehículo cerca de los establos. Se determinó que había fallecido por una sobredosis accidental de drogas.

___

El reportero de AP Norman Gomlak, de Atlanta, colaboró en este despacho.