Rubens Barrichello, veterano de mil batallas en la fórmula uno que este año se incorporó al circuito indy, corrió el lunes por primera vez en una pista ovalada y se sorprendió por la experiencia.

Dijo que alcanzó velocidades "muy altas" y que fue algo "muy diferente a lo que he hecho hasta ahora".

Barrichello, quien disputó 325 carreras a lo largo de 19 años en la F1, incursionó este año en la Serie IndyCar y las primeras cuatro pruebas en que participó fueron en pistas callejeras o carreteras.

Pero ahora se vienen las 500 Millas de Indianápolis, que se corre en un circuito ovalado. Y por ello el brasileño está ensayando en el Texas Motor Speedway, donde el lunes superó las 200 millas (360 kilómetros) por hora en sus primera salida.

El brasileño tuvo toda la pista para él solo durante una hora.

"En la F1 se dice que (en el circuito indy) se usan pistas llanas y con curvas poco pronunciadas. Pero nunca corrí tan cerca de los muros", manifestó.

Barrichello, de 39 años, inició su prueba luego de que su compañero en el equipo KV Racing Technology Tony Kanaan, un viejo amigo, hiciese algunas vueltas de calentamiento con el auto.

"Me entusiasma mucho lo que acabo de vivir", dijo el sudamericano. "Mi cabeza todavía lo está procesando todo".

Barrichello es la figura más prominente que se incorpora al automovilismo estadounidense desde que lo hiciera el británico Nigel Mansell en 1993. Ese año Mansell, un ex campeón de F1, ganó las 500 Millas de Indianápolis y el título.

Barrichello finalizó segundo en el campeonato de F1 en el 2002 y el 2004. En ambos años el título se lo llevó el alemán Michael Schumacher, siete veces campeón de esa categoría.

"Fue divertido ver lo nervioso que estaba. Nunca lo vi así", comentó Kanaan. "Fue lindo ver lo emocionado que estaba, su felicidad cuando dijo que el auto era espectacular. Ahora empieza la cosa en serio. Tiene que aprender mucho y tratar de correr más rápido".

Barrichello terminó las cuatro carreras que lleva disputadas y está 11mo en la clasificación.

Las 500 Millas de Indianápolis se correrán dentro de tres semanas.

"Hay que tomarle la mano a esto. Creo que le va a ir bien, pero toma tiempo", insistió Kanaan.

Barrichello dijo que piensa correr en las 16 pruebas del campeonato, cinco de ellas en circuidos ovalados. Lo considera un nuevo reto.

"De lo contrario, me hubiese quedado en casa", expresó. "No correría si no lo disfrutase. Esto me encanta. Es espectacular".