AT&T Inc. comenzará a vender servicios de seguridad y automatización de viviendas en Estados Unidos, incursionando en un mercado dominado por ADT, de Tyco International Ltd.

La instalación y los servicios se venderán en tiendas AT&T comenzando con una prueba este verano en Dallas y Atlanta.

Varios competidores de AT&T, incluyendo la empresa de televisión por cable Comcast Corp. y la telefónica Verizon Communications Inc., se han aventurado a la domótica y en el campo de la seguridad. AT&T está mostrando más ambición con su objetivo de vender a nivel nacional en lugar de quedarse en su territorio de telefonía fija.

Steven Winoker, analista en Sanford Bernstein, dijo que 23% de las casas en Estados Unidos tienen sistemas de seguridad, y por eso hay mucho espacio para crecer. Un porcentaje aún menor cuenta con sistemas de domótica para controlar electrodomésticos, luces, calefactores o aires acondicionados.

El principal competidor en este campo es ADT, pero tiene sólo 25% del mercado. Muchas empresas más pequeñas cubren el resto, de acuerdo con Winoker.

Es un negocio muy rentable, opinó el analista, pero no es lo suficientemente grande para afectar de forma importante las ganancias de una empresa del tamaño de AT&T, incluso si llegase a ser exitoso, porque es un mercado relativamente pequeño.

La tecnología de AT&T proviene de Xanboo, la empresa que compró a finales de 2010. Su panel de control puede conectarse de forma inalámbrica con cámaras, termostatos, electrodomésticos, luces, sensores de puertas, ventanas y detectores de humo o de monóxido de carbono. A través del panel, los propietarios pueden controlar su casa desde su teléfono celular.

Aunque es recomendable que el panel de control esté conectado a banda ancha, no tiene que ser necesariamente con AT&T, dijo Glenn Lurie, presidente de nuevos productos de AT&T. Como respaldo, el panel puede conectarse con la red inalámbrica de datos de esta empresa.

AT&T no reveló cuánto costará el servicio. El anuncio lo hizo en la víspera de la exposición anual de la industria telefónica móvil de Estados Unidos que comienza el martes en Nueva Orléans.