Perú pidió no visitar las playas del Pacífico, pese a ser temporada de baja asistencia, tras recientes hallazgos masivos de pelícanos y delfines muertos y cuyas causas de fallecimiento todavía no han sido descifradas.

El Ministerio de Salud anunció el sábado en un comunicado que se "está realizando la inspección" de las playas de la costa peruana del Pacífico donde se hallaron más de 877 delfines y 1.200 pelícanos muertos entre febrero y fines de abril.

El comunicado no indica el motivo del peligro para las personas de visitar las playas, pero el Servicio Nacional de Sanidad Agraria descartó el viernes que los pelícanos hayan muerto de influenza aviar, que puede contagiarse a los humanos.

La AP telefoneó el domingo a las autoridades para conocer detalles de las sugerencias pero ninguna respondió al momento.

Pese a la indicación del gobierno, el domingo decenas de personas asistieron a las playas, los mercados de venta de pescado y los restaurantes de comida marina y los pescadores artesanales realizaron sus actividades de forma normal en la costa peruana.

"Los pescadores desarrollan sus actividades de forma normal, yo acabo de regresar de la playa", dijo a la AP Fernando Ñíquen, presidente de los Pescadores Artesanales Puerto Etén, en la norteña región Lambayeque.

El gobierno indicó el viernes que durante la semana se conocerán las razones de la muerte de los delfines y pelícanos.