Un nuevo estado de incertidumbre por la creciente crisis de la deuda invadió el lunes Europa después de las elecciones de Grecia y Francia provocando la caída de los mercados bursátiles, principalmente en Atenas donde las acciones se precipitaban en un 8%.

Los inversionistas han estado preocupados en particular por las elecciones en Grecia, que resultaron en una división del Parlamento sin ningún partido con mayoría para poder formar un gobierno de inmediato.

En Francia los resultados le dieron una victoria a Hollande por un estrecho margen con 51,62% sobre Sarkozy.

Inclusive la Canciller alemana, Angela Merkel, sufrió un revés electoral el domingo en elecciones regionales de Schleswig-Holstein, en el norte del país. Merkel y su gobierno han sido afectados por la reacción ante la críticas sobre las medidas de austeridad en Europa.

"Los mercados financieros detestan la incertidumbre, por lo tanto la reacción antes las elecciones tienen mucha lógica dentro de ese contexto", destacó David White, de la firma de corretaje Spreadex.

En Europa, las bolsas abrieron con marcada baja pero se recuperaron conforme transcurría la jornada.

El índice alemán DAX bajaba 0,8% a 6.506, mientras que el francés CAC-40 perdía 0,3%, a 3.153. En Gran Bretaña no abrió el mercado por ser feriado.

Las acciones griegas tuvieron el mayor traspiés, con una caída del 8,2% en un momento de la sesión.

En los mercados cambiarios, el euro se recuperaba después de registrar su peor baja en tres meses con respecto al dólar durante las operaciones de Asia. Subió después en 0,5% a 1.3032 dólares, después de haber bajado a 1.2972.

La señales de una vacilante recuperación económica en Estados Unidos complica el agreste estado de ánimo mientras que el petróleo cayó 65 centavos a 97,84 dólares el barril.

El índice japonés Nikkei 225 perdió 8,2% para cerrar en 9.119,14 — su peor resultado en tres meses — con el sector de exportación del mercado también socavado por un alza del yen. El Hang Seng de Hong Kong cayó 2,6% a 20.536,59.

Los contratos a término auguraban pérdidas para Wall Street. Dow Jones iba con baja del 0,8% a 12.857 y el S&P 500 perdía 0,9% para colocarse a 1.350,90.

Francis Lun, director de Lyncean Holdings en Hong Kong, dijo que los mercados exageraban en su miedo a que Hollande pudiera cumplir su promesa de renegociar el acuerdo firmado por Sarkozy para frenar el gasto exagerado del gobierno.

"Incluso aunque Hollande indicara que el repudia el acuerdo de Sarkozy con la Unión Europea, en realidad no podía hacerlo", dijo Lun. "Se sabe que ningún gobierno nuevo no puede repudiar o renegociar un tratado firmado por el gobierno previo".

Incluso, mucho podría depender de las elecciones parlamentarias francesas del próximo mes. Si hay una reacción continua en contra de las políticas de austeridad, Hollande se enfrentaría a una presión adicional para aumentar el gasto considerablemente. Eso podría conducir a nuevas rebajas de calificación crediticia de Francia y poner en marcha una nueva ola de temores de crisis e inestabilidad de los mercados globales.

En otros mercados asiáticos, de Australia S&P/ASX 200 perdió un 2,2% a 4.301,30 y el Kospi coreano cerró 1,6% abajo a 1.956,44.