La selección italiana de fútbol visitará Auschwitz dos días antes del comienzo de la Eurocopa en Polonia y Ucrania.

El técnico Cesare Prandelli y sus futbolistas visitarán el 6 de junio el campo de concentración, que ahora es un lugar para recordar a las víctimas del Holocausto.

El presidente de la federación italiana, Giancarlo Abete, dijo que "el propósito de la visita es honrar y conmemorar a quienes perdieron sus vidas" y agregó que "la selección nacional es un símbolo del país, tiene que serlo, y es lo que está haciendo gracias a Prandelli".

En noviembre, la selección se entrenó en un terreno en el sur de Italia que fue confiscado a una organización delictiva para demostrar su apoyo a la lucha contra el hampa.