Ty Lawson anotó 25 puntos y los Nuggets de Denver lograron una ventaja tempranera de 24 unidades para derrotar el viernes por 99-84 a los Lakers de Los Angeles en el Tercer Partido de la serie en la primera ronda de la postemporada entre ambos equipos.

JaVale McGee consiguió 16 puntos y 15 rebotes para los Nuggets, que intentarán el domingo empatar la serie 2-2 en el Pepsi Center. La serie será ganada por el conjunto que logre cuatro triunfos.

Con una energía y entusiasmo que les habían estado ausentes en la postemporada, los Nuggets se fueron arriba en el marcador 55-39 al medio tiempo, merced a una baja producción de Andrew Bynum que obligó a trabajar más duro a Kobe Bryant.

Aunque Bynum y Bryant entraron en ritmo después del medio tiempo y los Lakers redujeron la desventaja a cuatro puntos en el tercer cuarto, la diferencia fue demasiado grande para remontarla.

Bynum acercó a los Lakers a 68-64 a 1:18 del final del tercer cuarto con un contrarremate, pero en la jugada rompió la nariz a Al Harrington con un codazo no intencional.

Harrington no regresó a la cancha y los Nuggets desataron una ofensiva 12-5 para recuperar la serenidad y el control del partido.

Bryant terminó con 22 puntos tras acertar siete de 23 lanzamientos, después de que anotara 31 y 38 unidades en las dos victorias de Los Angeles en el Staples Center (Centro Staples), mientras que Bynum logró 18 unidades y 12 rebotes.

Kenneth Faried terminó con un doble-doble para Denver, logró 12 puntos y 15 rebotes en el encuentro, en el que los Nuggets superaron en tableros 55-44 a los Lakers. La banca de Denver supero a la ofensiva 39-9 a su similar de los Lakers.

Los Lakers jamás estuvieron abajo en el marcador en sus dos victorias en Los Angeles, aunque la canasta de bandeja de Danilo Gallinari, con salto flotante, a 8:07 del final del tercer cuarto puso a Denver en ventaja por primera vez en la serie. A partir de ese momento, nada frenó a los Nuggets.

"Siempre cansa tener que salir del hoyo y cavar un hoyo, la energía del juego causa fatiga mental", había expresado el entrenador de los Nuggets, George Karl, antes del inicio del partido.

Al final, los Lakers fueron los que intentaban empatar el marcador.

Con una ofensiva de 28-2 que abarcó el primero y segundo cuarto, los Nuggets habían conseguido una sorprendente ventaja de 38-14.