El tercer lugar de Arsenal en la liga Premier corre peligro después de su empate del sábado 3-3 contra Norwich, en el partido 900 de Arsene Wenger como técnico del club del norte de Londres.

Ese tercer puesto es codiciado porque otorga la clasificación automática a la Liga de Campeones.

Steve Morison anotó a los 85 minutos para empatar por Norwich. Arsenal quedó con apenas dos puntos de ventaja en el tercer puesto sobre Tottenham y Newcastle, sus dos rivales en la lucha por ese lugar que juegan el domingo.

Robin van Persie parecía haber conseguido una importante remontada para Arsenal, al lograr un doblete para poner a los Gunners en ventaja de 3-2. El delantero holandés empató el récord del equipo de Thierry Henry al llegar a 30 dianas en la temporada.

Yossi Benayoun abrió la cuenta por Arsenal a los dos minutos, pero Norwich le dio vuelta al marcador antes del entretiempo con tantos de Wes Hoolahan y Gran Holt.

Norwich trepó al 13er puesto en la liga Premier.

Arsenal parecía encaminado a la victoria cuando Benayoun celebró su cumpleaños (32) con el gol que abrió la cuenta. El israelí tomó la pelota en la parte izquierda del área rival y la colocó en un ángulo superando al arquero John Ruddy. El gol, paradójicamente, pareció animar a los visitantes que empataron a los 12 minutos por intermedio del irlandés Hoolahan, quien pese a pegarle mal al balón lo introdujo en la red ante el esfuerzo infructuoso del portero Wojciech Szczesny.

Entonado, Norwich pasó al frente a los 27 cuando Hoolahan cedió a Holt y este, desde el borde del área, sacó un remate que dio en el botín del defensor de Arsenal Kieran Gibbs y entró en el arco.

Las penurias de Arsenal se intensificaron a los 33 cuando el defensor Bacary Sagna se lesionó en la pantorrilla y tuvo que ser sustituido por Francis Coquelin.

Los visitantes reclamaron penal cuando Coquelin pareció cometer infracción contra Hoolahan, y al filo del primer tiempo Arsenal se salvó de otra caída por un remate de Holt.

Van Persie, como de costumbre, acudió en salvación de su equipo cuando conectó con clase un pase de Alex Song para empatar. Y a los 80 minutos anotó su trigésimo gol que pareció concretar la victoria de su equipo.

Pero faltando cinco para el pitazo final, Morison dio cifras definitivas al marcador.