Ministros de los 12 países miembros de la Unión Sudamericana de Naciones aprobaron el viernes un consejo de seguridad que permitirá el intercambio de información sobre temas como el crimen organizado.

El anuncio fue hecho por el anfitrión, el presidente Juan Manuel Santos, al termino de dos días de reuniones de los ministros de Defensa, cancilleres y del Interior de Unasur, congregados en esta localidad de Cartagena, sobre el Caribe colombiano.

La creación del organismo todavía debe ser sometido a aprobación de los presidentes de los países miembros de Unasur en la cumbre prevista para julio en Paraguay.

El consejo de seguridad tendría sede en Quito, donde también opera la secretaría general de Unasur, pero no se dieron detalles de cómo sería financiado ese consejo, ni sus tareas específicas.

De lo que se trata, dijo Santos en la clausura del acto, es de colaborar con información entre los países para cerrarle el paso a los criminales en temas que van desde las drogas hasta el secuestro y lavado de activos.

El mandatario colombiano destacó como ya ese intercambio de información con países vecinos como Ecuador, Venezuela y Brasil ha dado como resultado la captura de buscados delincuentes colombianos, por ejemplo.

Que "los criminales sepan que no van a tener ningún sitio donde resguardarse", destacó el mandatario colombiano.

Poco antes del cierre de la reunión, el ministro de Defensa de Chile, Andrés Allamand, aseguró que el crimen organizado transnacional "es hoy una amenaza que esta golpeando a las naciones del continente, por sus vinculaciones, por sus nexos con diversas formas de criminalidad y porque su penetración... en algunos casos incluso erosiona al Estado de derecho y las instituciones y la gobernabilidad democrática".

"En consecuencia que se haya resuelto crear una instancia especial para abordar los temas de seguridad ciudadana y de crimen organizado internacional es sin duda un gran aporte", destacó el ministro chileno.

El canciller de Bolivia, David Choquehuanca, dijo que "siempre es bueno que los ministros tengamos oportunidades para discutir... (porque) son muy pocas estas oportunidades en donde tantos ministros se pueden encontrar".

La declaración final de los ministros dejó por fuera temas que han venido rondado algunos altos funcionarios de la región como desarrollar una industria de Defensa suramericana o que las compras de armamento y equipos que se requieran en cada país se hagan de forma intraregional.

Brasil ha dicho que un ejemplo de ello es su anuncio esta semana de comprarle a Colombia cuatro naves patrulleras de ríos, de 12 metros de largo y que costarán entre 1,5 y 1,8 millones de dólares.

El ministro de Defensa de Colombia Juan Carlos Pinzón ha destacado que esa compra es la primera que haga Brasil a Colombia.