El aspirante a la candidatura presidencial republicana Mitt Romney quería que se quedara un vocero de su campaña, abiertamente homosexual, según afirmó.

En una entrevista el viernes con Fox News, Romney dijo que su campaña no contrata gente "con base en su etnicidad, preferencias sexuales o su sexo, sino en su capacidad". Afirmó que el portavoz, Richard Grenell, es "un individuo capaz" y agregó que muchos altos asistentes de su campaña le exhortaron a quedarse.

Grenell fue contratado a fines de abril para ser el vocero de Romney en cuestiones de seguridad nacional y política exterior.

Partidario expreso del matrimonio homosexual, al que Romney se opone, Grenell renunció el jueves después que críticos conservadores cuestionaron su orientación sexual. Su alejamiento se produce después que estuvo ausente en una semana de discusiones de la campaña dominada por asuntos de seguridad nacional, en parte debido al aniversario de la muerte de Osama bin Laden.

Grenell explicó en una declaración que sintió que su capacidad para desempeñarse estaba "en gran medida disminuida por la discusión hiperpartidista de cuestiones personales".

Su alejamiento suscitó críticas entre los grupos que defienden los derechos de los homosexuales. Los comentarios de Romney fueron los primeros que formula sobre el asunto y no respondió a los críticos de Grenell ni defendió a este. Agregó que fue decisión del portavoz.

El viernes, el vocero del candidato, Eric Fehrnstrom, dijo a MSNBC que Romney había denunciado anteriormente "las voces de intolerancia que se manifestaron durante este debate".

En una presentación en la Cumbre de los Votantes por los Valores en octubre, Fehrnstrom dijo que Romney "denunció parte del lenguaje venenoso que usaban algunas de las mismas personas" que criticaron a Grenell.

En esa conferencia, Romney criticó a personajes de la derecha religiosa que atacaban su fe mormona, incluso el pastor evangélico Robert Jeffress. En ese entonces, Jeffress apoyaba al gobernador de Texas Rick Perry, que competía con Romney en las primarias republicanas.