Floyd Mayweather Jr. lleva toda la vida metido en el boxeo, desde que era un niño que buscaba refugio en el gimnasio. El cuadrilátero es donde más cómodo se siente, y el sábado subirá al ring tan seguro como siempre de que cuando termine la pelea conservará su récord intacto y tendrá varios millones de dólares adicionales en su cuenta de banco.

Miguel Cotto también está seguro de unas cuantas cosas. Seguro de que superó sus mayores temores en el boxeo, seguro de que puede ser el primer púgil que derrota a Mayweather.

"No necesito que los demás crean que puedo hacerlo", afirmó el puertorriqueño, campeón mundial de la división súper welter. "Si confío en mí, no necesito que nadie más crea en mí".

De hecho, hay pocos que creen que tiene posibilidades reales de vencer a Mayweather. Las apuestas en Las Vegas tienen al estadounidense como amplio favorito, aunque Cotto es un boxeador al que no le queda bien el papel de víctima.

El boricua tiene una pegada formidable y llega con la confianza a tope tras darle una paliza a Antonio Margarito, el mexicano que le robó el invicto en una polémica pelea y que lo obligó a replantearse su futuro en el deporte.

Ahora, Cotto expone su corona de las 154 libras ante un oponente que es tan bueno sobre el cuadrilátero como frente a las cámaras.

"No hay nadie invencible en la vida. Yo lo sé porque también pasé por eso en mi vida", comentó Cotto. "Estoy listo para todo lo que tenga Floyd. La pregunta es si Floyd está listo para todo lo que tiene Miguel".

Mayweather ha contestado esa pregunta cada vez que ha subido al cuadrilátero como profesional, al ganar sus 42 peleas para convertirse en la mayor estrella del deporte junto con Manny Pacquiao.

Todavía persisten las preguntas sobre por qué Mayweather no enfrenta a Pacquiao, la pelea que todo el mundo del boxeo quiere ver y que seguramente sería la más lucrativa en la historia. El norteamericano las respondió esta semana con una larga diatriba en la que acusó a Pacquiao de utilizar esteroides y dijo que quiere cuidar su salud.

"Los periodistas dicen, 'Floyd tiene miedo''', señaló. "No, Floyd se preocupa por su familia. Floyd es listo. A fin de cuentas, Floyd es listo. Mi salud es importante, mi salud es más importante que el dinero".

Mayweather asegura que no necesita a Pacquiao, y quizás tenga razón. Después de todo, recibe la mayor parte de las ganancias por sus peleas, y probablemente ganará unos 30 millones de dólares por esta.

"Cuando subo al cuadrilátero, pienso, 'aquí vamos, es como cualquier otro día''', señaló. "Tengo mucha experiencia y si quiero puedo atacarlo. Sé cuando un peleador empieza a cansarse, y él se cansará".

A pesar de que es el gran favorito, hay buenas probabilidades de que Cotto le cause problemas a Mayweather. El boricua peleará por cuarta ocasión en las 154 libras, un peso en el que parece estar cómodo. Mayweather subió de las 147 libras para el combate que será transmitido en el sistema de pague por ver.

Sin embargo, muchos creen que Cotto (37-2, 30 nocauts) es demasiado lento para cazar a Mayweather, y que no podrá presionarlo para conectar suficientes golpes. Los expertos opinan que si Cotto no puede acercarse a Mayweather, su oponente de 35 años tendrá un blanco fácil para atacar.

Por supuesto, el puertorriqueño no está de acuerdo.

"Lo único que puedo decir es que estoy listo, y estoy preparado para cualquier cosa que pase en el ring", señaló. "Voy a trabajar cada segundo que esté allí".

En la pelea semi estelar de la cartera, el mexicano Saúl "Canelo" Alvarez, una estrella en ascenso, enfrentará a Shane Mosley, un veterano de 40 años que va de salida.