El papa Benedicto XVI desea que Cuba avance por los caminos de "la libertad, la solidaridad y la concordia", según señala en una carta, divulgada hoy, al presidente Raúl Castro para agradecer la hospitalidad y atenciones que recibió en su visita a la isla en marzo.

"Correspondo a la exquisita hospitalidad que se me ha brindado en inolvidables días transcurridos en vuestra patria (...), suplicando al Altísimo que Cuba continúe avanzando con decisión por los caminos de la libertad, la solidaridad y la concordia para el bien común y el recto progreso de todos sus hijos e hijas", señala el pontífice en la misiva publicada este viernes por el diario Granma.

La carta tiene fecha del 3 de abril y Raúl Castro la recibió el día 27 de ese mes, según este periódico, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC, único), que publica el texto íntegro de la misiva en su portada de este viernes.

Joseph Ratzinger traslada al presidente cubano su "viva gratitud" por las "esmeradas atenciones" que recibió durante la visita pastoral que cursó a la mayor de las Antillas.

"Pude encontrarme con los cubanos, para confirmarlos en la fe y alentarlos a que todos se sientan protagonistas indispensables en la construcción de un futuro sereno, luminoso y esperanzado", escribe el pontífice.

En su carta, el papa imparte una "especial bendición apostólica" a los cubanos y encomienda sus "justas aspiraciones" a "la dulce mirada" de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la isla.

En el marco del 400º aniversario de la aparición de la imagen de la Caridad del Cobre, Benedicto XVI visitó Cuba procedente de México entre los días 26 y 28 del pasado marzo dentro de su segundo viaje a América Latina y primero a países de habla española.

En la isla impartió dos misas multitudinarias al aire libre en Santiago de Cuba y La Habana, las principales ciudades del país, visitó el Santuario de la llamada "Virgen Mambisa", se reunió con Raúl Castro y también tuvo un encuentro con el expresidente Fidel Castro.

Durante sus discursos y homilías en la isla, el pontífice se pronunció en favor de las libertades fundamentales y la reconciliación entre cubanos, pidió "desterrar posiciones inamovibles", abogó por una sociedad "renovada" y de "amplios horizontes" y reclamó "cambios" en la isla y en el mundo.

También exigió mayor libertad religiosa en el país caribeño para que la Iglesia Católica amplíe su labor social, singularmente en el ámbito de la enseñanza.

En su viaje, el papa no se reunió con miembros de la disidencia interna, cuyos representantes denunciaron centenares de detenciones temporales de opositores en los días previos y durante la visita del pontífice.

Uno de los frutos más inmediatos de su viaje fue la decisión del Gobierno cubano de declarar festivo el pasado Viernes Santo, en atención a una de las peticiones del pontífice.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino