Los Dodgers de Los Angeles llevan su mejor arranque de temporada en muchos años, y el manager Don Mattingly cree que la incorporación de Bobby Abreu hace a los líderes de la división Oeste de la Liga Nacional aún mejores.

El jardinero venezolano fichó el viernes con los Dodgers y aseguró estar de acuerdo con tener un papel de suplente después de ser una estrella con los Angelinos, los Filis de Filadelfia y los Yanquis de Nueva York.

Su contratación le aporta a los Dodgers otro experimentado bateador zurdo para utilizar en situaciones especiales al final de los partidos.

"Simplemente estoy contento de estar aquí", comentó Abreu. "Lo importante son los muchachos que hay aquí. Lo había escuchado, pero ahora que estoy aquí, uno puede ver a todos estos jóvenes; tenemos tanto talento. Es fabuloso estar aquí y es bueno estar de vuelta en la Liga Nacional".

El toletero de 38 años había sido desplazado a un papel de suplente con los Angelinos, y conectó apenas .208 en 24 turnos al bate antes de ser dado de baja el viernes pasado. El venezolano no tuvo que ir muy lejos para encontrar trabajo: se incorpora a unos Dodgers que han ganado 17 de sus primeros 25 partidos en su mejor inicio de temporada desde 2009.

"Bobby es un tipo que, obviamente, ha sido un gran bateador toda su carrera, y nos parece que eso nos hace un poco mejores", señaló Mattingly, quien era uno de los coaches de los Yanquis cuando Abreu jugó con Nueva York. "Nos da la oportunidad de ser un poco mejores".

Los Dodgers pagarán 401.311 dólares del salario de Abreu de nueve millones por este año, mientras que los Angelinos tendrán que hacerse cargo del resto de la última temporada de 27 millones de dólares por tres años. El jugador de cuadro Justin Sellers fue asignado a la filial de los Dodgers en el Albuquerque de la liga Triple A para hacer espacio en la alineación.

Abreu tiene promedio de .293 con 284 jonrones, 1.330 remolcadas y 399 bases robadas en su carrera en las mayores. Debutó en las Grandes Ligas con Houston en 1996 y regresa a la Liga Nacional por primera vez desde que los Filis lo canjearon a los Yanquis en 2006.

Abreu dijo que la transición a la Nacional no debería ser un problema, y también está tranquilo con su papel como suplente.

"Uno solamente tiene que acostumbrarse", dijo. "Lo bueno es que hemos hablado al respecto y sé cuál es mi papel aquí. No va a ser ningún problema. Estaré listo para cada oportunidad que tenga de batear o jugar en la defensa".

El venezolano vio acción por primera vez con los Dodgers el viernes en casa de los Cachorros de Chicago. Se fue de 2-0 y el relevista Shawn Camp lo ponchó en la séptima entrada de la derrota de los Dodgers por 5-4.

___

El corresponsal Travis Miller contribuyó con este despacho.

___

Jay Cohen está en Twitter como http://www.twitter.com/jcohenap