Aung San Suu Kyi dijo que ella y otros legisladores de su partido opositor asistirán el miércoles por primera vez al parlamento de Mianmar para ocupar su bancada pero rechazan una frase del juramento de asunción legislativa.

Suu Kyi dijo el lunes que no se ha retractado en cuanto a su postura contra el contenido del juramento.

"La política es un asunto de toma y daca", señaló la líder opositora a la prensa en la ciudad principal de Rangún, antigua capital de Mianmar.

"No nos estamos rindiendo, estamos cediendo ante las aspiraciones del pueblo", apuntó.

Previamente, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, pronunció un discurso ante la legislatura en el segundo día de su visita para impulsar la participación del organismo mundial en las acciones tentativas del país hacia una reforma democrática.

Ban se reunió el lunes en la mañana con el presidente Thein Sein en la capital, Naypyitaw. También tiene previsto visitar un proyecto de las Naciones Unidas para el control de drogas en el estado de Shan, en el este. Ban acudirá ademas a la tumba de U Thant, diplomático de Myanmar que fue secretario general de las Naciones Unidas de 1961 a 1971.

Suu Kyi y su Liga Nacional para la Democracia han expresado objeciones hacia la frase del juramento que obliga a los legisladores a "salvaguardar la constitución".

La dirigente y su partido se han comprometido a modificar el texto de la carta magna redactado durante el régimen militar porque garantiza el poder al ejército de manera excesiva.

La Liga Nacional para la Democracia pretende que la palabra "salvaguardar" sea sustituida por "respetar", cambio hecho a otras leyes en Mianmar, como la legislación electoral que permitió al partido de Suu Kyi la participación política por primera vez en décadas.

Los comicios del 1 de abril fueron los primeros en los que participó la LND desde 1990, cuando obtuvo una victoria arrolladora que el ejercito anuló de inmediato.