El tribunal deportivo italiano suspendió el lunes por tres fechas al jugador brasileño de Lazio Andre Dias por su actitud agresiva hacia uno de los integrantes del equipo que arbitró el domingo el partido con el Udinese.

También fue suspendido por cuatro fechas el arquero Claudio Marchetti por haber empujado al árbitro, en incidentes que se produjeron al final del encuentro.

El enfrentamiento surgió cuando el argentino Roberto Pereyra anotó el segundo tanto del Udinese a los 90 minutos luego que los jugadores de Lazio, incluso su portero, se frenaron al escuchar un silbido proveniente de las tribunal y que asumieron que era del árbitro dando por terminado el encuentro.

Pereyra se dirigió al arco de la Lazio sin que nadie obstaculizara su camino y anotó el segundo tanto.

Con las sanciones, el campeonato terminó para ambos jugadores, dado que quedan solo tres jornadas para su desenlace.

Con este triunfo, el Udinese se ubicó junto al Nápoli, Lazio e Inter en el tercer lugar general con 55 puntos.

Mantenerse dentro de los primeros tres puestos es el objetivo de estos equipos, al igual que el de la Roma, que tiene 51 puntos, porque les permitiría conseguir el último boleto para la próxima Liga de Campeones.