Esta vez no se convirtió en otra decepción tempranera en los playoffs para los Spurs de San Antonio. Por primera ocasión en cuatro años ganan el primero de la serie.

Pero aún más importante para ellos fue que Tony Parker se vio como solía lucir en postemporada.

En su mejor partido de playoffs desde 2009, el francés Parker anotó 28 puntos y los Spurs vencieron el domingo 106-91 al Jazz de Utah en el duelo inicial de la eliminatoria por la primera ronda.

Esta fue la 11ra victoria consecutiva de los Spurs contando la campaña regular y protege a San Antonio de las dudas que surgieron el año pasado cuando entraron a los playoffs como primeros preclasificados para ser eliminados en la primera ronda por Memphis.

Tim Duncan agregó 17 unidades y 11 rebotes para la causa de los Spurs.

A pesar de jactarse de haber obtenido nuevamente el primer lugar de la preclasificación, San Antonio no había ganado el primer partido en sus últimas seis series de postemporada, incluido el primero de una impactante eliminación en la primera ronda el año pasado ante Memphis.

"Creo que todo el mundo sabe lo que pasó el año pasado", dijo Parker. "Todo el mundo está motivado este año, pero ni siquiera hablamos sobre ello".

Lo que Parker — y el entrenador Gregg Popovich — sí han hablado es sobre la poco memorable serie contra los Grizzlies el año pasado. Popovich le dijo a Parker que pensaba que había hecho un mejor esfuerzo con el equipo nacional francés el verano pasado que en los playoffs, y Parker prometió volver con una actitud diferente.

Y por lo pronto, lo ha hecho.

En tanto, el Jazz, se mantuvo cerca durante tres períodos en lo que fue el primer partido de playoff del equipo sin Jerry Sloan desde 1988. Paul Millsap encabezó la ofensiva de Utah con 20 puntos. El Jazz se mantuvo cerca en el marcador hasta el tercer cuarto, cuando el equipo líder de la NBA en triples comenzó a sepultar a Utah con tres disparos atrás del arco en un lapso de dos minutos para terminar el cuarto período.

El argentino Manu Ginóbili aportó siete puntos con cuatro asistencias para ayudar a los Spurs ha ganar su undécimo partido consecutivo. Estuvo 25:07 minutos sobre la cancha, en los que anotó tres canastas en 10 intentos y un tiro libre en dos oportunidades.

"Necesitábamos este. Jugamos un partido bastante bueno. No fue brillante", dijo Ginóbili. "Pero fue constante y nos mantuvimos luchando. Nos llevó un rato, pero nos despegamos (en el marcador) en el cuarto período".

El segundo duelo de la serie será el miércoles en San Antonio.

El pivote brasileño Tiago Splitter se torció la muñeca izquierda y no regresó a la cancha tras anotar cuatro puntos en ocho minutos. Hasta el momento se desconocía qué tan seria es su lesión.

En tanto, en Atlanta, los Celtics de Boston perdieron el primer partido de la serie, y quizá también perdieron a su líder en la cancha para el segundo partido.

Josh Smith anotó 22 puntos y capturó 18 rebotes para conducir a los Hawks de Atlanta a una victoria el domingo de 83-74 sobre Boston en el primer partido de los playoffs de la Conferencia Este.

Pero este partido será recordado por lo que pasó en el último minuto y no por el rápido arranque de los Hawks. Mientras se quejaba de una decisión arbitral, la estrella de Boston Rajon Rondo fue expulsado por empujar aun árbitro y enfrenta una posible suspensión en el siguiente partido de la serie, el martes de nuevo en Atlanta.

"No lo empujé con el pecho intencionalmente, pero eso es lo que parece", dijo Rondo.

Los Hawks, que llegaron a estar arriba hasta por 19 unidades en la primera mitad, se aferraban a una ventaja de cuatro puntos cuando Rondo perdió la compostura con 41 segundos por jugarse.

A Brandon Bass le marcaron una falta sobre Smith mientras ambos forcejeaban por un balón suelto. Entonces Rondo le gritó al árbitro Marc Davis, que rápidamente marcó una falta técnica, y acto seguido el jugador le dio un empellón con el pecho y fue echado de la cancha. También podría estar en riesgo de una suspensión.

Rondo convirtió 20 unidades y repartió 11 asistencias, pero nada de esto importó cuando perdió la calma. Los Celtics no sólo perdieron el encuentro, también podrían haber perdido a su líder para el siguiente. Fue evidente que sacó el pecho para golpear al árbitro, lo cual seguramente provocará la ira del comisionado de la NBA, David Stern.

En los otros partidos de playoffs del día: los Lakers de Los Angeles vencieron 103-88 a los Nuggets de Denver; y los Clippers de Los Angeles superaron 99-98 a los Grizzlies de Memphis.