Dos niños murieron al estallar una bomba enterrada en una localidad del este de Afganistán, dijeron el lunes funcionarios locales.

La oficina del gobierno de la provincia de Paktika dijo el lunes que los niños provocaron la explosión mientras jugaban en las afueras el domingo en el distrito de Surobi. El comunicado indicó que los dos niños que murieron tenían 12 años, aunque no indicó su género. Otro niño fue herido de gravedad.

El año pasado murió un récord de civiles en la guerra de Afganistán, 3.021, según cifras de las Naciones Unidas.

Los milicianos talibanes fueron responsables por el gran número de esas muertes.