Una demanda contra la Academia de la Grabación por su decisión de recortar el número de categorías de los premios Grammy de 109 a 78 ha sido desestimada por un juez en Nueva York.

El juez del Tribunal Supremo del Estado de Nueva York Jeffrey Oing reconoció la moción de la Academia de rechazar una demanda presentada por el jazzista de origen puertorriqueño Bobby Sanabria y otros tres músicos. Sanabria fue el principal opositor a la decisión de la Academia el año pasado de reducir sus categorías e mezclar algunos géneros musicales en rubros más genéricos.

En una entrevista el domingo, el presidente de la Academia Neil Portnow dijo que estaba satisfecho con la decisión de la corte.

"Deja muy claro en los ojos de nuestro sistema legal que nosotros, como siempre lo hemos dicho ... hemos hecho todos los cambios ... basados en nuestras propias reglas, regulaciones y estatutos", dijo Portnow. "Me parece que la corte dejó muy claro que este es un asunto que le concierne a la Academia resolver regularmente".

La Academia anunció en abril del año pasado que, tras una revisión que le tomó más de un año, decidió recortar 31 apartados en parte para que la contienda fuera más competitiva. Eso significó eliminar categorías por sexo, para que hombres y mujeres compitieran en las mismas categorías vocales.

Pero también eliminó otros rubros nicho y creó unos más amplios. Por ejemplo, en lugar de otorgar un premio al mejor álbum de latin jazz, los exponentes de este género compitieron con un mayor grupo de artistas en el de mejor álbum de jazz instrumental.

En su demanda, Sanabria acusó a la Academia de no seguir los procedimientos apropiados para implementar los cambios, y exigió que la categoría de latin jazz fuera restaurada argumentando que su eliminación perjudicó las carreras de los músicos de este género.

El domingo, Sanabria expresó la posibilidad de apelar el fallo, pero primero esperaría ver la decisión oficial de la junta fiduciaria de la Academia.

"Tenemos que dar un paso hacia atrás porque hemos estado tan involucrados en esto por tanto tiempo", dijo. "A veces uno tiene que tomarse un respiro de algunas cosas".

Agregó: "Es decepcionante, pero sabía que esta iba a ser una pelea prolongada".

Sanabria fue parte de un grupo que protestó los recortes atrayendo simpatizantes que en algún momento incluyeron a Carlos Santana, Paul Simon, Herbie Hancock y el reverendo Jesse Jackson. El jazzista calificó los recortes de injustos y hasta de racistas.

Sin embargo, al acercarse la ceremonia de premiación en febrero, fueron pocas las estrellas que apoyaron su causa.

Portnow dijo que Sanabria representaba a un pequeño número de miembros de la Academia y que la mayoría no tuvo problema con los cambios.

"Francamente, el descontento e impacto actual fue muy, muy pequeño si se compara con la mayoría de los miembros", señaló.

La junta fiduciaria de la Academia prevé reunirse en mayo para considerar otros cambios y asuntos del año pasado relacionados con los Grammy. No obstante, Portnow dijo que es poco probable que dé vuelta atrás.

"Este año, creo que la revisión será más micro que macro", adelantó. "En general, anticiparía que la estructura a grandes rasgos se mantendrá igual".

Sanabria no pierde la esperanza de que la junta, que dijo consiste de nuevos miembros que comprenden la causa de su coalición, reinstaure las categorías. Si no lo hace, parece preparado a seguir adelante con su lucha, que dijo es por el bien de la misma Academia.

"En las familias siempre hay conflicto", explicó. "Amamos a la Academia, y es por eso que estamos peleando por esto".

___

En Internet:

http://www.grammy.com

http://www.grammywatch.org

___

Nekesa Mumbi Moody está en Twitter como http://www.twitter.com/nekesamumbi