El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel criticó una declaración de las Naciones Unidas que coloca al Estado judío en una lista de naciones empeñadas en reducir la libertad de acción de grupos defensores de los derechos.

El vocero Yigal Palmor tildó el lunes de "absurda" la inclusión de Israel en esa lista.

La oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos emitió la lista la semana pasada, en cual figuran además Argentina, Venezuela, Bielorrusia, Egipto, Argelia y Etiopía.

El organismo criticó una ley israelí que requiere a los diferentes grupos que informen con mayor claridad y detalles su financiación por parte de gobiernos extranjeros.

Los partidarios de la ley sostienen que Israel tiene derecho a saber quién financia a los grupos opuestos a su política. Los activistas sostienen que la ley va dirigida contra los grupos más liberales.

"Lo que la Comisión de Derechos Humanos sostiene es que informar y difundir las fuentes de financiación equivale a una completa represión", dijo Palmor.