Cinco adultos y un chico de 13 años fueron rescatados de las aguas tras hundirse su embarcación de casi 10 metros (32 pies) de eslora al sur de Perdido Beach, dijo la Guardia Costera.

Un par de naves de la Guardia Costera acudieron a la llamada de auxilio del dueño de la embarcación y quien avisó alrededor de la 1.15 de la tarde que su nave se hundía, dijeron autoridades de la corporación.

Un barco guardacostas zarpó de Mobile, Alabama, a unos 80,46 kilómetros (50 millas) al noroeste, mientras que un bote de rescate, de 13,72 metros (45 pies de eslora) fue enviado desde Pensacola, Florida.

La tripulación del bote de rescate llegó primero al lugar y detectó una bengala de emergencia que disparó una de las personas que se encontraban en el agua.

El bote rescató a los seis náufragos, que llevaban puestos chalecos salvavidas. Y fueron trasladados a una estación de la Guardia Costera en Pensacola.

La suboficial primera clase Hillary Herbst dijo que la utilización de radios, bengalas, chalecos salvavidas y demás equipo de seguridad es muy útil en casos de socorro.