Los actores cubanos Anaylín de la Rúa de la Torre y Javier Núñez Florián sabían por anticipado que iban a desertar cuando viajaran a Estados Unidos a presentar la película "Una noche". Fue un secreto que mantuvieron guardado en busca de un futuro profesional y de la libertad, revelaron el lunes en una entrevista con The Associated Press.

Sólo sus padres conocían sus planes de quedarse a vivir en Estados Unidos. Sus dos compañeros de viaje, un productor de la cinta y el actor Dariel Arrechada, se enteraron con las noticias posteriores a la desaparición de la pareja al llegar a Miami.

"Desde que nos dan la noticia de venir a Estados Unidos ... ese fue el primer momento que decidimos ahí nos quedamos", expresó Núñez Florián. "Fue un secreto entre nosotros", dijo el actor, quien planea solicitar asilo político junto a su novia.

Núñez Florián y de la Rúa de la Torre, ambos de 20 años, son pareja desde que comenzaron a filmar la película dirigida por la cineasta británica Lucy Mulloy, hace cuatro años.

"Aquí hay mejor futuro, podemos trabajar y ganar más dinero", explicó de la Rúa de la Torre cuando la AP le preguntó por qué decidieron abandonar Cuba.

"Este es un país libre, si no estás de acuerdo con algo lo puedes decir. Allá si no estás de acuerdo con algo tienes que tragártelo y hacer las cosas como obligada. Allá no hay futuro porque no hay dinero", dijo la joven, vestida de camiseta negra sin mangas y bermuda de jean, refiriéndose a su país natal.

Los actores llegaron el 18 de abril a Estados Unidos desde La Habana con visa para presentar la película en el Festival de Cine de Tribeca, en Nueva York, pero desaparecieron durante una escala en Miami camino a esa ciudad.

Después que bajar del avión salieron del aeropuerto de Miami sin recoger sus maletas en aduana para no levantar sospechas, dijeron. Un amigo de la infancia que ahora vive exiliado en esta ciudad los recogió, y tras vivir en la casa de diferentes conocidos esperan ahora viajar a Las Vegas para encontrarse con el hermano mayor de Núñez Florián.

La pareja, que en la cinta interpretó a un par de hermanos adolescentes que deciden huir de Cuba a Florida, estuvo desaparecida hasta que hace algunos días reveló sus planes de pedir asilo.

Arrechada y Núñez Florián fueron galardonados por sus actuaciones en Tribeca, pero sólo el primero estuvo presente para aceptar el premio. "Una noche", en tanto, recibió los honores a mejor cinematografía, de Trevor Forrest y Shlomo Godder, y mejor directora de nueva narrativa, para Mulloy.

El abogado de inmigración Wilfredo Allen manifestó a la AP que presentará la solicitud de asilo de de la Rúa de la Torre y Núñez Florián en los próximos días, con la esperanza de recibir una pronta respuesta afirmativa de las autoridades.

"Estoy pidiendo el asilo porque temen que si regresan a su país puedan ser reprimidos" por haber desertado, explicó Allen en una entrevista realizada en su estudio jurídico. "Estoy confiado en que voy a tener un buen logro", sostuvo.

En oportunidades anteriores, Cuba ha considerado a los desertores como "traidores", dijo el abogado.

Los cubanos que llegan a Estados Unidos sin documentos tienen la posibilidad de ajustar su estatus migratorio a través de la ley de ajuste cubano, que le concede a la mayor parte de los refugiados de esa nacionalidad el permiso de residencia un año después de haber arribado.

Sin embargo, explicó Allen, de la Rúa de la Torre y Núñez Florián arribaron con una visa válida por 14 días y por ello su situación es diferente a la de aquellos que llegan sin documentos legales.

"Una vez que se presenta el asilo están protegidos legalmente, a la espera de la decisión" de las autoridades sobre si se la conceden o no, dijo el abogado.

No existe un plazo que las autoridades estadounidenses deban cumplir para conceder o rechazar un pedido de asilo. Pero si no se pronuncian en un lapso de 150 días, les corresponde concederles un permiso de trabajo mientras continúan analizando el caso.

El sueño de los dos cubanos es trabajar como actores en Estados Unidos, aunque saben que les resultará difícil lograrlo de inmediato y son conscientes de que necesitan aprender inglés.

"(Soñamos) que se nos realice lo que es la actuación en el cine. Es lo que queremos, pero si no nos dan la oportunidad, trabajar de cualquier otra cosa", manifestó Núñez Florián, quien llevaba un llamativo collar plateado en el cuello y un arete en la oreja izquierda.

Con los pies en la tierra, la actriz dijo que en un principio deberán aceptar cualquier empleo.

"Como acabamos de llegar tenemos que trabajar en cualquier otra cosa para poder vivir solos y ya cuando estemos estables, entonces ya tirarnos a buscar (trabajo como actores)", manifestó de la Rúa de la Torre.

___

Gisela Salomón está en Twitter como http://www.twitter.com/giselasalomon