Dos explosiones causaron la muerte a ocho personas en la ciudad de Idlib, en el noroeste de Siria, y causaron extenso daño, informó la agencia de noticias oficial siria.

SANA dijo que varios civiles y agentes estaban entre los muertos en las explosiones del lunes. La prensa estatal responsabilizó de los ataques a los terroristas.

Los activistas dijeron que 10 personas resultaron heridas en las explosiones de Idlib, que se registraron frente a un complejo de seguridad y cerca de un hotel donde se hospedan observadores de las Naciones Unidas.

La agencia oficial dijo previamente que asaltantes lanzaron granadas propulsadas con cohetes al Banco Central de Siria y a una patrulla policíaca en la capital Damasco, y detonaron dos bombas en la ciudad de Idlib.

Informó que cuatro policías resultaron heridos y el edifico del banco tuvo ligeros daños en los ataques del lunes.

El medio de comunicación estatal culpó a "terroristas armados" de los ataques, un término que utiliza para describir a aquellos que intentan deponer al presidente Bashar Assad. Un levantamiento pacífico empezó hace 13 meses, pero se ha convertido en una insurgencia bajo una ofensiva del régimen.

Naciones Unidas intenta lograr un cese al fuego y un general noruego llegó a Siria el domingo para comandar un equipo de observadores de la tregua.