Chad Dawson derrotó el sábado por decisión mayoritaria en 12 asaltos a Bernard Hopkins y se alzó con el título de los semipesados versión Consejo Mundial de Boxeo.

Dawson, de 29 años, no permitió que una cortada profunda cerca del ojo izquierdo alterara su estrategia metódica frente a Hopkins, de 47 años.

Al término de la pelea, Dawson celebró su victoria y exhibió en lo alto su cinturón de monarca de la división.

"Cumplí con lo que vine a hacer", expresó Chad Dawson. "Recuperé mi cinturón", agregó. Dawson quedó con foja de 31-1 y 17 nocáuts.

Dos jueces dieron al ganador tarjetas de 117-111 y un tercero la estableció en 114-114.

Hopkins, con palmarés de 52-6-2, quizá escenificó su última pelea y difícilmente tendrá otra oportunidad para disputar el cinturón.

Esta revancha careció de los méritos para que fuera clásica, pero fue mejor que el primer combate que ambos púgiles escenificaron en octubre en Los Angeles.

La victoria de Dawson por nocáut técnico en aquella ocasión fue anulada, se determinó que no había ganador y el cinturón regresó al peleador de Filadelfia. Dawson cargó a Hopkins y lo lanzó a la lona en esa pelea.

En esta vez, Dawson fue víctima de al menos un golpe accidental con la cabeza del rival que le abrió una cortada cerca del ojo izquierdo.

Dawson mantuvo la compostura e intensificó la presión en los últimos episodios. Ningún peleador ha derribado jamás a Hopkins y Dawson no fue la excepción.

"Me duelen aún todos los cabezazos", dijo Dawson.

"Tengo que darle bastante crédito a Hopkins. En el futuro estará en el Salón de la Fama, es un gran combatiente. Pero es muy sucio. Quien le aguante 12 asaltos a Hopkins, puede aguantar todo", agregó.

Hopkins posiblemente regresará a Filadelfia y considerará sus opciones. Hopkins dijo que decidirá su futuro tras conversar con amigos y promotores".