Los presidentes de los Comités Olímpicos de Bolivia, Colombia, Chile, Perú y Venezuela respaldaron el domingo a su similar ecuatoriano Danilo Carrera, en una disputa que mantiene por la autonomía del organismo con el ministro del Deporte, Francisco Cevallos, y que pone en riesgo la participación de la delegación local en los Juegos Olímpicos de Londres.

En un comunicado conjunto, los dirigentes "ratifican los compromisos de respeto a la autonomía e independencia del movimiento olímpico", y expresaron su deseo de que "cese la intervención" dispuesta por el ministerio del Deporte en 44 de las 46 federaciones deportivas locales.

Agregaron que para las competencias internacionales "solo aceptarán" las inscripciones de atletas efectuadas por los directorios de las federaciones deportivas reconocidas por el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE).

La polémica se desató luego que el ministro Cevallos nombró interventores temporales en las federaciones deportivas, argumentando que el plazo previsto en la Ley del Deporte para su regularización y nombramiento de nuevas directivas cesó el 11 de abril.

El COE "está recibiendo el apoyo de sus hermanos bolivarianos", en un conflicto en el que existe "falta de comprensión, de solidaridad y entendimiento de las partes", dijo en rueda de prensa Eduardo Álvarez, presidente del Comité Olímpico de Venezuela.

Indicó que los organismos locales "tienen autonomía y tienen independencia de funcionamiento", de acuerdo con la carta olímpica que debe prevalecer ante cualquier reglamento. "Nosotros no representamos a un país, nosotros somos el movimiento olímpico en esos países", acotó.

José Quiñónez, titular del Comité Olímpico de Perú, afirmó que la decisión del COI sobre la participación o no de la delegación ecuatoriana en los Juegos Olímpicos de este año, como medida para hacer respetar la autonomía de la entidad, se adoptará en el mes de mayo, de acuerdo con el informe que presente su delegado.

El titular del Comité Olímpico Español, Rafael Blanco, asignado por el COI para la elaboración del reporte, partió el domingo del país andino tras reuniones con autoridades de las federaciones afectadas.

En la víspera, el presidente Rafael Correa respaldó al ministro Cevallos, ex arquero de la selección nacional de fútbol, y aseguró que "nadie puede estar por encima de la ley".

Correa rechazó lo que calificó como "amenazas" de cabildeo ante el COI para evitar la participación de la delegación local en Londres.

"Si eso llega a ocurrir ... la patria sabrá quienes son los culpables de este gravísimo daño que se le haría al país", añadió el mandatario.

"Ilegalmente quieren prorrogarse en funciones y no lo vamos a permitir", agregó.

Cevallos, en el mismo espacio, argumentó su posición y recordó que según la ley y el reglamento del Deporte la regularización de las federaciones deportivas del país, a través de la constitución de clubes especializados y formativos de alto rendimiento, se debía cumplir hasta abril de 2011, sin embargo 44 entidades no lo cumplieron por lo que fueron intervenidas.

Aseguró que las autoridades y dignidades no quieren adaptarse a las leyes ecuatorianas por ser autónomos "y creen que autonomía es sinónimo de anarquía".

"Tienen que regularizarse, es lo único que hemos venido pidiendo", acotó.