El primer ministro británico David Cameron dijo que analizó con James Murdoch la posible adquisición por parte de News Corp. de un canal de televisión, pero negó haber prometido respaldar la compra a cambio de una cobertura favorable de ese conglomerado noticioso.

Una investigación presidida por un juez sobre las tácticas de los medios de información británicos planteó interrogantes sobre las relaciones del gobierno con News Corp., especialmente cuando el gabinete analiza si la firma debería ser autorizada a adquirir el pleno control de la British Sky Broadcasting, en la que Murdoch tiene ya una participación del 39%.

Cameron dijo el domingo a la televisora BBC que habló de la adquisición con James Murdoch durante una fiesta navideña, pero insistió en que no negoció trato preferencial alguno con él o con su padre Rupert Murdoch.