Irán y la agencia nuclear de la ONU sostendrán una nueva ronda de conversaciones el 13 y 14 de mayo en Viena, dijo el sábado la televisión estatal iraní.

El anuncio es indicio de un posible avance en las negociaciones separadas que Irán y las potencias mundiales reanudarán sobre el controvertido programa nuclear del país.

Las conversaciones técnicas en Viena con la Organización Internacional de la Energía Atómica antecederán a las negociaciones con las seis potencias mundiales — Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia, China y Alemania — previstas para el 23 de mayo en Bagdad.

Ali Asghar Soltanieh, jefe de la delegación de Irán ante al OIEA, dijo que las conversaciones se centrarán en la solución de "interrogantes" sobre los presuntos intentos de Teherán para desarrollar armas nucleares.

Irán y la OIEA están en desacuerdo en cuanto al propósito del organismo de las Naciones Unidas de efectuar visitas a instalaciones militares iraníes.

Los inspectores de la OIEA demandan acceso a un complejo militar que el organismo sospecha ha sido escenario de investigaciones atómicas secretas.

Irán afirma que permitirá la visita de los inspectores al complejo militar de Parchin en un gesto de buena voluntad, pero es necesario que las partes concerten los lineamientos de la inspección.

Funcionarios de la OIEA afirman que fotografías tomadas desde satélite muestran que tienen lugar actividades de limpieza en Parchin y expresaron su temor de que la prolongación de las conversaciones sobre los lineamientos para la visita sea sólo una táctica dilatoria.

Irán rechaza estas afirmaciones, las considera un engaño y afirmó que es imposible la limpieza de partículas radiactivas.