El tres veces campeón y actual monarca de la IndyCar, Dario Francitti, confía en revertir su lento inicio de la temporada en la carrera de las 300 millas que se efectuará el domingo en Sao Paulo.

Francitti tuvo dificultades en las primeras tres competiciones y reconoce que "hay un poco de trabajo que hacer" para mejorar su actuación, pero señaló que confía en que Sao Paulo constituya el punto de inflexión" en esta temporada.

El piloto escocés considera que él y el Equipo Chip Ganassi Racing pueden ser de nuevo contrincantes y "esperemos que este sea el momento en que podamos hacer un cambio".

Francitti es 13ro en la clasificación con 52 puntos, 75 atrás del líder Will Power, de Penske.