El Real Madrid venció el domingo 3-0 al visitante Sevilla y se colocó con 91 puntos en la cima de la liga española de fútbol, una ventaja transitoria de 10 sobre su más cercano perseguidor: el Barcelona.

Un gol de Cristiano Ronaldo en la primera mitad y dos de Karim Benzema en la segunda significaron la 19na fecha consecutiva invicta de los blancos que, con tres partidos pendientes para la conclusión del torneo, esperan una derrota del Barsa contra el Rayo Vallecano al cierre de la jornada para levantar su 32do título de campeones, lo que sería un récord histórico.

Una victoria o empate de los azulgranas retrasaría la celebración, al menos, una fecha más.

El Sevilla, tras cosechar sólo un punto de los últimos nueve en juego, suma 46, lejos de las plazas europeas.

Los andaluces se plantaron en el Santiago Bernabéu con la intención de aguar la fiesta al Madrid y marcaron a los cuatro minutos mediante remate del argentino Federico Fazio, pero el tanto fue rigurosamente invalidado por falta previa de Alvaro Negredo sobre Pepe.

El Madrid despertó y movió el balón con criterio, acechando poco a poco el arco sevillista con coordinados despliegues por banda. Pero el primer gol llegó por el centro tras una conducción de Benzema, quien atrajo a los centrales y abrió para Cristiano (19), mortífero con un recorte sobre Jorge "Coke" Andujar y derechazo raso al poste largo de Javi Varas.

La 43ra diana del portugués le destaca como máximo cañonero del campeonato con dos más que el barcelonista Lionel Messi.

Los visitantes siguieron fieles al guión y, después que Jesús Navas probara la concentración de Iker Casillas en un intento lejano, José Antonio Reyes obligó a una nueva estirada del arquero y habilitó otra escapada de Navas, que disparó alto.

A pesar de la ventaja en el marcador, el Madrid dejaba demasiados espacios atrás, y Negredo perdonó la tercera ocasión consecutiva del Sevilla con un sombrero que se fue encima del travesaño antes de la media hora.

El Madrid piso el acelerador en ataque con un zapatazo ajustado de Benzema y una llegada del brasileño Marcelo bien cubierta por Varas, previo al impacto en la base del poste de un libre indirecto dentro del área, ejecutado por Cristiano.

Con el marcador en contra, Negredo intentó alargar el asedio sevillista con un disparo neutralizado por Casillas tras la reanudación, pero un servicio endiablado del argentino Angel di María en diagonal lo remató Benzema para gol dentro del área chica a los 48 minutos. El francés también rubricó de cabeza el tercero a los 52 minutos a servicio de Ramos, el 20mo de su cuenta particular.

Con el 3-0, la grada se dedicó a celebrar anticipadamente el título liguero y los jugadores sevillistas, a descargar su frustración en la actuación arbitral.

La 35ta fecha se completa con los partidos Zaragoza-Athletic de Bilbao, Málaga-Valencia y Betis-Atlético de Madrid.