Un disidente ciego que huyó de su arresto domiciliario en China está bajo protección de autoridades estadounidenses, y su suerte es discutida a alto nivel entre Washington y Beijing, dijo el sábado una organización humanitaria externa.

El caso del abogado Chen Guangcheng — en medio de versiones sin confirmar de que solicitó protección en la embajada estadounidense en Beijing_, podría acarrear complicaciones políticas importantes a ambas naciones.

La secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton y otros funcionarios estadounidenses de alto rango llegarán la semana entrante a China para participar en la próxima ronda del Diálogo Estratégico y Económico entre los dos países.

"Chen está bajo protección estadounidense y funcionarios de Estados Unidos y China efectúan conversaciones de alto nivel sobre la situación (jurídica) del mismo", dijo la Asociación China-Aid en un comunicado. La asociación humanitaria basó su declaración en una fuente cercana al activista.

ChinaAid, con sede en Texas, y su fundador, Bob Fu, que han sido muy activos en la difusión del caso de Chen, confirmaron que el activista escapó hacia Beijing de donde se encontraba en arresto domiciliario en una aldea en la provincia de Shandong, en el este de China.

La embajada de Estados Unidos en China declinó comentar en Beijing sobre el particular, al igual que las autoridades estadounidenses en Washington.

El vicecanciller chino Cui Tiankai dijo el sábado a la prensa que no tenía información sobre el caso Chen.

"Su pregunta no encaja en la rueda de prensa de hoy (enfocada en las próximas conversaciones entre Estados Unidos y China)", señaló el diplomático a un periodista. "Por ende, no tengo información que darle (sobre Chen)", apuntó.