Dubai tiene ahora control total sobre el hotel y centro turístico Atlantis construido en lo alto de su isla artificial en forma de palmera, de acuerdo con las autoridades.

La firma estatal de inversiones Istithmar World informó el viernes por la noche que pagó 250 millones de dólares para comprar la participación de 50% del hotel de color de coral que estaba en poder del socio empresarial Kerzner International Holdings Ltd., en problemas financieros. Istithmar de antemano poseía la mitad de la propiedad.

Kerzner seguirá administrando el centro vacacional, que incluye un parque acuático y 18 restaurantes, indicó Istithmar.

La empresa aceptó ceder su participación en la propiedad en Dubai y un centro vacacional similar en las Bahamas después de batallar para reestructurar 2.600 millones de dólares en deuda. La canadiense Brookfield Asset Management adquirió la propiedad en las Bahamas en un acuerdo anunciado previamente una vez que aceptó renunciar a 175 millones de dólares que le adeudaba Kerzner.

Kerzner anunció su intención de usar las ganancias por la venta en Dubai a fin de reducir su carga de deuda.

Istithmar forma parte del conglomerado del gobierno de Dubai, Dubai World, que ha enfrentado sus propios problemas por cuantiosas deudas. Posee el minorista exclusivo Barneys New York y una participación en la compañía de entretenimiento canadiense Cirque du Soleil.

"Esta adquisición se ajusta a nuestra estrategia de manejar selectivamente nuestros activos por valor e inversión, donde existan oportunidades de crecimiento", dijo el presidente de Dubai World, jeque Ahmed bin Saeed Al Maktoum, en un comunicado.

Dubai World, de la que Istithmar forma parte, estuvo en el corazón de un colapso financiero de Dubai en 2009. En marzo, firmó un acuerdo para reestructurar cerca de 25.000 millones de dólares en deuda.

El Atlantis es uno de los destinos turísticos más conocidos de Dubai. El hotel de 1.537 habitaciones se encuentra lo alto de Palma Jumeirah, la primera de las tres islas artificiales en forma de palmera de Dubai y la única que está desarrollada. Los visitantes llegan en monorriel o cruzando un túnel que pasa bajo el agua.