Las autoridades aeroportuarias advirtieron al gobierno que debe solucionar urgentemente el caos en las fronteras nacionales para prevenir dificultades a los visitantes durante los Juegos Olímpicos.

Los legisladores y la industria de la aviación han planteado preocupaciones debido a la larga espera de los pasajeros en el control de inmigración en los aeropuertos. Las esperas fueron de hasta una hora el viernes en la terminal 5 del aeropuerto Heathrow.

BAA Ltd., que opera los aeropuertos de Heathrow y Stansted en Londres, señaló el sábado que la agencia fronteriza no suministraba personal suficiente para los controles inmigratorios, lo que causa demoras.

Dijo en una declaración que instó al gobierno "a atacar el problema en carácter de urgente".

El legislador Keith Vaz afirmó que la reputación británica está en juego, ante el comienzo de los Juegos Olímpicos en julio.