Los alicaídos Angelinos de Los Angeles dieron de baja al jardinero venezolano Bobby Abreu, quien también atraviesa por una mala racha.

El pelotero de 38 años, quien ha participado en dos ocasiones en el Juego de Estrellas, había sido relegado a labores de suplente y tenía promedio de bateo de .208 en 24 oportunidades al bate con los sotaneros Angelinos, con marca de 6-14.

El manager de Los Angeles, Mike Scioscia, dijo el viernes que el jardinero Mike Trout, la joya de los Angelinos, será llamado de ligas menores para reemplazar a Abreu en la nómina.

Abreu, quien está en la última temporada de un contrato de tres años por 27 millones de dólares y tiene salario de nueve millones en 2012, recibió la noticia después de que el equipo perdió por 3-2 ante Cleveland, quinta derrota consecutiva de los Angelinos.

Con la contratación del toletero dominicano Albert Pujols para jugar la primera base, el regreso del cubano Kendrys Morales tras una lesión de pierna y un exceso de jardineros, Abreu fue colocado en un papel de suplente en su 17ma temporada en Grandes Ligas.

"Era una situación difícil", dijo Abreu. "De la forma en que estaba jugando sabía que iba a estar en mi situación. Tenía que estar preparado para cada oportunidad. Hablamos sobre eso en el entrenamiento de primavera, así que todo está bien; no fue una sorpresa", agregó.

Abreu tiene promedio de bateo en su carrera de .293, con 2.389 imparables, 557 dobletes, 284 cuadrangulares, 1.330 carreras producidas y 393 bases robadas. Antes jugó para Houston, Filadelfia y los Yanquis de Nueva York.

"No pienso que esto lo cure todo porque definitivamente hay otras cosas en las que necesitamos actuar", dijo Scioscia.

Abreu sigue teniendo confianza en que puede ayudar a un equipo de Grandes Ligas.

"Sí, sin duda", señaló. "Voy a esperar y ver qué va a suceder. Voy a seguir trabajando y a estar listo para lo que sea. Voy a esperar y ver quién tiene interés en mí", agregó.