El transbordador espacial Enterprise aterrizó el viernes en el aeropuerto neoyorquino de Kennedy procedente de Washington, aunque antes pasó por varios lugares destacados de Manhattan.

El Enterprise llegó acoplado a un Boeing 747 de la NASA. "¡Aterrizaje en JFK!" declaró la NASA en Twitter.

En la torre de control de Kennedy, los controladores aéreos tuvieron que responder a multitud de preguntas de pilotos que esperaban su turno de aterrizaje, que fueron informados de un retraso debido a una "actividad especial". Algunos comenzaron a preguntarse cuánto tiempo más podrían permanecer en el aire. Y otros preguntaron cuál era la mejor posición para tener una buena vista del transbordador.

Cuando finalmente aterrizó el B747, el controlador dijo a sus tripulantes: "¡Bienvenidos a Nueva York y gracias por el espectáculo!".

Poco antes, al pasar el transbordador por Manhattan, mucha gente se concentró en las terrazas para ver al Enterprise acoplado al B747, así como en numerosas embarcaciones y ferrys en el Río Hudson.

Unas pocas personas se congregaron en la cubierta de su futura residencia, el portaaviones Intrepid. Unos cinco minutos después, el transbordados giró y volvió a pasar sobre el Intrepid.

El transbordador debía haber llegado a principios de semana, pero la NASA retrasó el viaje debido a las condiciones climatológicas adversas.

El Enterprise había sido exhibido en el Instituto Smithsoniano de Washington pero pronto terminará en el Intrepid, donde será "el mayor y más importante artefacto espacial en todo el noreste" de Estados Unidos, dijo Susan Marenoff-Zausner, presidenta del Intrepid.

Empero, antes el Enterprise permanecerá varias semanas en el aeropuerto Kennedy hasta que sea desacoplado del B47 que lo trajo a Nueva York.

Tras ello, Marenoff-Zausner dijo que será colocado en una barcaza a principios de junio y transportado por el Río Hudson hasta el Intrepid, donde reposará en la cubierta, siendo completado su entorno por un pabellón. El museo cree que será mostrado al público a mediados de julio.

El Enterprise llega a Nueva York como parte del plan de la NASA de concluir el programa de los transbordadores, terminado oficialmente a mediados del año pasado. En el Instituto Smithsoniano, su lugar ha sido ocupado por el transbordador Discovery. El Endeavor irá a Los Angeles y el Atlantis se quedará en el Centro Espacial Kennedy de la Florida.

___

Los redactores de Associated Press Meghan Barr y David B. Caruso en Nueva York y Frank Eltman en Long Island contribuyeron a este artículo.