El Servicio Secreto hizo circular "normas mejoradas de conducta" el viernes del director de la agencia, Mark Sullivan, en respuesta al escándalo sobre la contratación de prostitutas en Colombia. El documento, obtenido por The Associated Press, ordena a los empleados "considerar su conducta a la luz de las últimas semanas".

Entre los aspectos que destaca la guía se encuentran los siguientes:

— Reuniones informativas sobre normas de conducta para todas las visitas y eventos preventivos.

— Reuniones informativas del Departamento de Estado en la región para personal del Servicio Secreto a su llegada sobre las zonas y establecimientos considerados de concurrencia prohibida.

— Ningún extranjero, excepto personal del hotel y oficiales de las autoridades homólogas, tienen permiso para ingresar a las habitaciones de hotel.

— Queda prohibido frecuentar establecimientos de mala fama.

— El consumo de bebidas alcohólicas en su tiempo libre deberá ser moderado durante una tarea (temporal) y se prohibe el consumo de alcohol dentro de las 10 horas previas a que el personal se reporte listo para entrar en servicio.

— Queda prohibido el consumo de alcohol en el hotel una vez que la visita preventiva ha iniciado.

— En algunos viajes, el personal será acompañado por dos supervisores de alto rango, entre ellos uno de la Oficina de Responsabilidad Profesional del Servicio Secreto. Entre sus obligaciones se encuentra el informar sobre las normas de conducta antes de viajar y el cumplimiento de las normas en el país.

— Para ser elegible a viajar, el personal del servicio debe completar un importante entrenamiento sobre ética.