Los admiradores del grande del jazz Louis Armstrong podrán escuchar una de las últimas veces que el difunto músico tocó la trompeta.

Una grabación de Armstrong tocando en vivo en el Club Nacional de Prensa en Washington en enero de 1971 fue presentada el viernes en el mismo recinto.

El nuevo álbum se titula "Red Beans and Rice-ly Yours: Satchmo at the National Press Club".

Amy Louviere, quien tenía 11 años cuando Armstrong tocó para la celebración de investidura de su padre, Vernon Louviere, como presidente del club, recordó que el público estaba extasiada cuando el músico sacó su trompeta hace 41 años.

"Capturó a la audiencia", dijo. "Estaban encantados".

En perspectiva, la actuación fue una forma de despedirse. Fue la última grabación que se hizo de Armstrong en vivo con la idea de que se tocara después. Sus presentaciones subsecuentes fueron participaciones rápidas en televisión con Dick Cavett y Johnny Carson.

Había tenido problemas de salud por años tras un paro cardiaco y problemas renales. Armstrong se quedó en casa reposando gran parte de 1969 y 1970, según Ricky Riccardi, el archivista del Museo Casa Louis Armstrong en Nueva York y autor de "What a Wonderful World: The Magic of Louis Armstrong's Later Years".

Pero se sentía suficientemente fuerte para retomar su carrera con algunas presentaciones breves en Las Vegas y después en Washington. Ahí fue donde sorprendió al público, que incluía a políticos como Hale Boggs y George Romney, al tocar melodías como "Hello Dolly" y "Boy From New Orleans".

Armstrong murió menos de seis meses después, el 6 de julio de 1971.

"Le encantaba presentarse ante el público", dijo Riccardi. "Había estado fuera de los escenarios tanto tiempo que creo que apreciaba cada oportunidad que tenía de estar frente al público si se sentía suficientemente bien".

Su actuación en Washington sonó perfecta, incluso mejor que algunas del año anterior, dijo Riccardi. Y el público sabía que era un momento especial.

"Para mí es un pequeño testamento de Armstrong y la conexión con su público ... Este es nuestro último vistazo a Louis en el escenario, haciendo lo que sabía hacer mejor", agregó.

La grabación de la que surgió el nuevo CD viene de una edición limitada de 300 LPs en vinilo creada para aquellos que asistieron a la ceremonia del club, que con el tiempo quedó en el olvido.

"Nos pareció mal la idea de que sólo 300 personas ... hayan escuchado la grabación y el concierto y que nadie más la escuchara por 40 años", dijo William McCarren, el director del club de prensa que encontró uno de los LPs todavía con su envoltorio, lo que le llevó a pensar en una nueva edición.

El disco fue lanzado por el sello Smithsonian Folkway Recordings en CD y de manera digital, tras colaborar con el club y la Fundación Louis Armstrong. Incluye 30 de las recetas de Luisiana favoritas de Armstrong, que fueron servidas en el club cuando se presentó.

___

Brett Zongker está en Twitter como https://twitter.com/DCArtBeat