La empresa estadounidense Newmont dijo el viernes que desistirá de un millonario proyecto minero en la sierra norte de Perú si las exigencias ambientales planteadas por el gobierno del presidente Ollanta Humala afectan su rentabilidad.

El presidente de Newmont, Richard O'Brien, señaló en una conferencia telefónica con analistas que si el proyecto Conga, de 4.800 millones de dólares, no es viable en términos de rentabilidad la compañía redirigirá sus capitales a otros proyectos de desarrollo en el mundo.

Señaló que vienen evaluando las exigencias del gobierno peruano para el desarrollo del proyecto, que es rechazado por una buena parte de la población de la región Cajamarca donde se asienta, por el temor de que sean afectadas sus fuentes de agua.

"Si Conga no puede ser desarrollado de una manera segura, social y ambientalmente responsable, que a la vez genere a nuestros accionistas una rentabilidad aceptable, entonces nosotros recolocaremos ese capital hacia otros proyectos de desarrollo de nuestro portafolio incluyendo oportunidades en Nevada, Australia, Ghana e Indonesia", afirmó O'Brien.

El proyecto Conga es operado por la empresa Yanacocha, cuyo mayor accionista es Newmont, y su desarrollo para explotar oro y cobre implicará la destrucción de cuatro lagunas de Cajamarca, región ubicada en la sierra del norte del país, donde también se asienta la mina Yanacocha, la mayor mina de oro de Latinoamérica.

La población de Cajamarca emprendió una protesta social con violentos desórdenes a fines del año pasado, pero el gobierno ofreció convocar a peritos internacionales para analizar el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de manera de disipar sus dudas.

Los peritos divulgaron su informe la semana pasada planteando algunas recomendaciones, una de las cuales fue buscar otras alternativas para no secar dos lagunas a fin de utilizarlas como depósitos de desechos mineros, como planeaba la empresa.

Humala planteó el viernes pasado nuevas exigencias ambientales y sociales, como no usar las lagunas Azul y Chica como depósitos de relaves mineros, crear 10.000 puestos de trabajo directo, y cuadriplicar la capacidad de almacenamiento de los reservorios de agua que la compañía ofreció construir en reemplazo de las lagunas.

"Estamos actualmente en el proceso de evaluar las recomendaciones contenidas en el peritaje y las recomendaciones adicionales del gobierno para definir el impacto futuro en la rentabilidad del proyecto", dijo 0'Brien, al tiempo que señaló que el proyecto Conga será una significativa fuente de ingresos para el gobierno peruano.

Los líderes de la protesta en Cajamarca exigen a Humala que declare inviable Conga y le han dado plazo para hacerlo hasta el 31 de mayo. De lo contrario, han dicho, irán a un paro indefinido en toda esa región.

Consultado sobre lo declarado por O'Brien el viernes, Milton Sánchez, uno de los líderes campesinos que se oponen a Conga, dijo a la AP "que es la mejor decisión que Newmont puede tomar (de desistir) porque acá ellos no tienen licencia social y la mayoría de la población rechaza el proyecto".

Consideró que la propuesta presidencial de preservar dos lagunas "no es suficiente porque creemos que el proyecto está en una zona vulnerable justo encima de las principales fuentes de recursos hídricos de Cajamarca".