El legendario ex director de la Filarmónica de Nueva York, Kurt Masur, se encuentra hospitalizado recuperándose de lesiones tras haberse caído de un podio durante un concierto en París.

El músico de 84 años, quien estaba dirigiendo la Orquesta Nacional de Francia, perdió el equilibrio durante un movimiento de la Sexta Sinfonía de Tchaikovsky.

El cibersitio de la orquesta dice que se espera que pronto le den de alta, tras realizársele pruebas durante la noche.

En un comunicado el viernes, el presidente Nicolas Sarkozy le envió sus mejores deseos y calificó a Masur, nacido en Alemania, como un "músico legendario".

Sarkozy también recordó el compromiso político del director y su "papel histórico" ayudando en la reconciliación entre la Alemania Oriental y la Occidental en la era de la Cortina de Hierro.

Masur ha sido director musical honorario de la orquesta con sede en París desde el 2008.