El gobierno israelí solicitó el viernes a la Corte Suprema que difiera la fecha límite en la que debe demoler la semana entrante un asentamiento no autorizado en Cisjordania.

Según la petición, el gobierno necesita 90 días más para considerar la orden de la corte de destruir 30 departamentos en esa zona.

Se desconoce si la corte aceptará la solicitud en tanto que los detractores afirmaron que el gobierno pretende, con el aplazamiento, infringir el estado de derecho.

El gobierno había aceptado antes destruir los apartamentos en la zona de avanzada de Ulpana debido a que fueron construidos en territorio palestino que es propiedad privada.

Israel se ha comprometido a retirar decenas de asentamientos de avanzada no autorizados pero sólo ha destruido unas cuantas edificaciones.

El estancamiento en los esfuerzos de paz tiene como factor principal la construcción de asentamientos en Cisjordania.