El gobernador de Utah, Gary Herbert, dijo el viernes que la reunión de gobernadores republicanos en la capital de su estado es un primer paso importante hacia la unificación de posiciones en torno a la inmigración, el uso de tierras públicas y otros asuntos.

Herbert y los gobernadores de Idaho y Wyoming se reunieron en Salt Lake City el viernes, en tanto el gobernador de Nevada participó por teléfono.

Herbert dijo que a todos los estados del oeste interesa discutir el control federal de tierras públicas y su impacto sobre el desarrollo energético. Otros asuntos con aspectos regionales son el uso del agua y la administración de especies en riesgo.

El gobernador de Wyoming, Matt Mead, dijo que gobernadores de los dos partidos intentan equilibrar los problemas ambientales con las necesidades económicas.

El mandatario de Idaho, Butch Otter, dijo que la cooperación dará a los estados una voz más fuerte en materia de normas federales.