Decenas de indígenas iniciaron el viernes una nueva marcha esta vez en contra de una consulta sobre si se construye o no una carretera que unirá La Paz con el norte del país, la cual atravesaría una reserva natural.

"Esperamos que el gobierno tenga algo de sensibilidad para conversar con nuestros pueblos y ver la demanda que tenemos que es que la carretera no cruce el corazón de nuestro parque natural y que se anule esa ley de consulta", dijo el dirigente Lázaro Tacobo en una entrevista con la radio Erbol.

La marcha partió desde la región de Beni hacia La Paz, sobre una distancia de unos 390 kilómetros.

El gobierno del presidente Evo Morales presentó el pasado año un proyecto en el que se uniría La Paz con el norte boliviano y que en un tramo de esa carretera atravesaría por el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), que es una reserva natural del país.

Los indígenas en contra este tramo realizaron una primera marcha que duró 65 días en el mismo recorrido.

En el trayecto los manifestantes soportaron una represión policial en su caminata y en el trayecto lograron el apoyo de la población, lo cual llevó al gobierno a cancelar el proyecto y a que Morales declarara el parque como patrimonio intangible.

Sin embargo, otra marcha con indígenas afines al gobierno de Morales realizó otra marcha en la que pedía una consulta a todos los pueblos que habitan el TIPNIS, a la cual Morales accedió y promulgó otra ley en la que llamaba a un referendo para determinar si se construye o no la carretera que se llevaría a cabo a mediados de año.

La nueva marcha en defensa de la reserva natural TIPNIS, ha tenido apoyo por varios sectores sociales.