Las dos aerolíneas estatales más grandes de China tuvieron marcadas declinaciones en sus ganancias debido a los altos costos de los combustibles.

China Southern Airlines Ltd., la aerolínea más grande del país en cuanto a movilización de pasajeros, dijo el viernes que sus ganancias en los tres meses que concluyeron el 31 de marzo cayeron 74% respecto del año anterior y se ubicaron en 319 millones de yuanes (50,6 millones de dólares).

La empresa, con sede en Guangzhou, atribuyó la situación al encarecimiento de los combustibles y disminución de sus ganancias cambiarias por una desaceleración del alza del yuan chino frente al dólar.

Air China Ltd., con sede en Beijing, dijo que sus ganancias trimestrales se precipitaron 85% y se ubicaron en 239,1 millones de yuanes (37,9 millones de dólares). Sus ingresos aumentaron 7,5% sobre el año anterior y alcanzaron 22.900 millones de yuanes (3.600 millones de dólares).

Las aerolíneas chinas han sido muy afectadas por las oscilaciones en los costos del combustible.

Su capacidad para cubrirse de las oscilaciones de precios está limitada debido a las restricciones impuestas en 2009 tras las grandes pérdidas que tuvieron debido a pronósticos equivocados sobre los precios de los combustibles.